Mesa

Información
permanente

0800 4446372

Atención 24hs.

“Justicia va a los barrios”: “Es una gran ayuda tener la solución en el barrio”, dijeron vecinos de Mosconi

Vecinos del barrio Mosconi de Paraná gestionaron hoy diversos trámites en el marco del programa “La Justicia va a los barrios” que este jueves reunió nuevamente en la Escuela “Juan Carlos Esparza”  a funcionarios judiciales y de distintos organismos provinciales para atender las demandas de las familias del lugar.

“Es una gran ayuda tener la solución en el barrio”, dijeron vecinos al coincidir en la importancia de contar con el servicio de Justicia cerca de su domicilio, debido a que pudieron evacuar consultas relativas a diferentes trámites entre los que se cuentan cartas de pobreza, asignaciones familiares, cuotas alimentarias, renovación de documentos, certificaciones de firmas, de partidas de nacimiento, defunción o matrimonio como asesoramiento sobre temas vinculados a violencia familiar, tutela, guarda, niños o adolescentes en conflicto con la ley.

“Trabajamos cerca de las familias y aspiramos a lograr una Justicia descentralizada que esté presente, sobre todo, donde pasan las cosas y a mano de los  vecinos que la necesitan. Aspiramos a una Justicia más cercana, de puertas abiertas y que pueda solucionar los problemas de un modo más pronto”,”, dijo el Juez Penal de Niños y adolescentes, Pablo Barbirotto, al sintetizar la segunda jornada de trabajo en la Escuela NINA Nro 208 “Juan Carlos Esparza”.

“La Justicia va a los barrios para escuchar a la gente y también para informarla sobre sus derechos. Es una red de contención para que puedan contar sus situaciones y que podamos ayudarlos”, precisó el magistrado sobre las acciones que aplica el programa que el año que viene se reeditará en distintos barrios de Paraná.

Hoy, en Mosconi, también actuaron el defensor oficial, Daniel Cottonaro, asistentes de la Vocalía de la Sala Nro 3 de Trabajo, y representantes del  COPNAF y del Registro Civil.

El programa “La Justicia va a los barrios” se implementó a partir de 2004 como prueba piloto a instancias de una propuesta de la vocal Susana Medina cuando era magistrado de Instrucción y la continuó luego cuando ya cumplía funciones en el STJ. Además de 2004, el programa volvió a aplicarse en los años 2006, 2008, 2009 y 2010 cuando se resolvió que su instrumentación pase a la órbita de la Sala N°2 en lo Civil y Comercial del Superior Tribunal de Justicia.

En 2017, la jueza Medina solicitó que la iniciativa tenga continuidad y que se instrumente como política permanente del Superior Tribunal de Justicia. Este año y a partir del Acuerdo General del 13 de noviembre, el Superior Tribunal aprobó su reedición y designó a la vocal como responsable de su coordinación y ejecución.